Economía | 07/11/2019

Agricultura Bolsonaro tomó una medida que perjudica al campo argentino y al Mercosur

Anunció la apertura de un cupo libre de aranceles por fuera del bloque sudamericano para la compra de trigo en la nueva campaña 2019/20.

Bolsonaro tomó una decisión agraria en contra de la Argentina.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció la apertura de un cupo libre de aranceles por fuera del Mercosur para la compra de trigo en la nueva campaña 2019/20, una medida que claramente perjudica al campo argentino y la estabilidad del bloque económico regional.

El portal de noticias "Infobae" destacó que hasta el momento las compras por fuera del ámbito del Mercosur tenían un arancel del 10%, algo que posibilitaba a la Argentina contar con una ventaja competitiva significativa al ser el principal vendedor de trigo que tiene Brasil.

La medida fue aprobada por los integrantes del Comité Ejecutivo de Gestión de la Cámara de Comercio Exterior (Gecex / Camex), en base a la propuesta realizada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil.

Según lo informado, el cupo es de 750.000 toneladas por año, lo que representaría el 6% del total de las compras del cereal que realiza el mencionado país.

Los países que podrán acceder a la cuota, según indica el comunicado oficial brasileño, son todos los que no tengan actualmente un acuerdo comercial que establezca un libre comercio del producto.

En 2018, Brasil aumentó sus importaciones de trigo casi un 17%, totalizando 7.040.000 toneladas, de las cuales Argentina abasteció con el 84,4% de la demanda, significando 5.940.000 toneladas, y transformándose una vez más en el principal abastecedor del mercado brasilero.

"El Gobierno debería reaccionar", opinó Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, una de las organizaciones que integran la llamada "Mesa de Enlace" del campo argentino, en declaraciones a radio Con Vos. El dirigente agrario, además, consideró que la decisión de Bolsonaro significa "una violación" al estatuto del Mercosur.

La medida tomada por Bolsonaro se suma a su postura en contra del futuro gobierno de Alberto Fernández, con quien está enfrentado por el respaldo que dio el argentino al pedido de liberación del ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, preso por corrupción.

Este martes Bolsonaro anunció que no participará de la ceremonia de asunción de Fernández.

GT