Sociedad | 08/11/2019

Escándalo impensado El arzobispo Héctor Aguer atacó a los gays, a Marcelo Tinelli y Ángel De Brito

-

Un provocadora columna escrita y publicada en un pequeño portal de noticias católicas puso al ex arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, en la picota. Se trata de un texto plagado de conceptos homofóbicos, agresiones y descalificaciones a Marcelo Tinelli y a Ángel De Brito, bajo el argumento de confrontar una "ideología que intenta que se reconozcan como naturales y legítimas múltiples combinaciones caprichosas".

Entre los pasajes clave de la columna que difundió el sitio Infocatólica.com se destacan: 

"Otro de los principales responsables: el showman con probables posibilidades políticas, que también exhibe en el espectáculo la vida privada de sus bailarines, y promueve entre ellos superficiales emparejamientos; que semejante engendro tenga buen «rating» mide hasta qué nivel hemos caído. No voy a acudir, para explicar este amplio fenómeno, a una teoría de la conspiración, pero -insisto- tales hechos revelan la dimensión de la decadencia cultural en la que se ha precipitado nuestra sociedad. Si argumentamos que también ocurre en otros lugares, podríamos aplicarnos el refrán: «mal de muchos, consuelo de tontos».

"Por fortuna, gracias a Dios, queda gente que se sobrepone a semejante desmadre. La naturaleza vuelve por sus fueros, como en algunos casos de hombres convertidos en mujeres, a fuerza de aplicaciones hormonales; con el tiempo asoman pertinazmente rasgos de la virilidad. Así también, no se podrá abolir totalmente la realidad; muchas familias «normales» -padre, madre, hijos, matrimonios que duran para siempre-. En silencio, no sin luchas, van edificando el futuro de una sociedad digna de la condición humana.

Esas agresiones recibieron una rápida y dura réplica de parte de los dos señalados por el ex arzobispo de La Plata, un lugar clave dentro de la estructura de la Iglesia Católica en la Argentina, debido a que, detrás de la ciudad de Buenos Aires, concentra recursos, prestigio y una de las más populosas feligresías del país. Aguer era uno de los adversarios internos que siempre tuvo Jorge Bergoglio en su época de cardenal primado. El papa Francisco, quien a poco de asumir, desde el Vaticano, decidió pasarlo a retirarlo y poner en su lugar a Víctor "Tucho" Férnandez, un hombre de su confianza más estrecha y de posiciones mucho más progresista que las de su antecesor.

Luego del escándalo y del impacto y reacción de los atacados por Aguer, la agencia oficial de la Iglesia, AICA, republicó la columna, con un comentario que generó mayor indignación: 

"El relativismo y el subjetivismo dominan en una especie de moral existencialista e individualista, ajena a la dimensión social del ser humano. El favor oficial promueve las nuevas orientaciones culturales que se proponen naturalizar lo antinatural.

Este es, en apretada síntesis, el contenido de un extenso y crudamente esclarecedor artículo escrito por el arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, para el sitio InfoCatólica, artículo del que, lamentablemente, algunos medios se hicieron eco solo de manera frívola y desinformante".