Sociedad | 13/02/2020 10.24

EPAS Garantizan potabilidad en el agua del río Limay

Desde el EPAS aseguraron que el agua es bacteriológicamente apta y que solo presenta otra coloración por tener materia en suspensión. Se recomienda dejar reposar el agua pero no agregar cloro ni lavandina.

.

.

Crédito: Neuquén Informa.

La secretaría General y Servicios Públicos, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), informó que algunos barrios de la ciudad de Neuquén pueden experimentar turbiedad en el agua debido a las recientes lluvias y tormentas que impactaron sobre el río Limay.

Desde el ente aclararon que el agua “bacteriológicamente es apta, sólo presenta otra coloración por tener materia en suspensión”. Por lo cual, se recomienda tomar ciertos recaudos como dejarla reposar, “pero no se debe agregar cloro ni lavandina”.

Al respecto, se indicó que “los controles, los trabajos de filtración y la cloración se intensificaron para llevar tranquilidad a la población”.

Por otro lado, desde el organismo alertaron que los barrios abastecidos desde por el río Limay podrán experimentar baja presión, ya que por la alta turbiedad disminuye la capacidad de potabilización de los sistemas Río Grande,  Ramal Refuerzo Leguizamón y Balsa las Perlas. Esto se debe a que las partículas y sedimentos ralentizan las plantas y obligan a realizar el retrolavado de filtros con mayor frecuencia.

También explicaron que se están realizando las purgas necesarias en las redes para agilizar los tiempos de regularización de la situación. Este inconveniente puede demorar dos o tres días, aunque no es posible precisar con exactitud ya que se debe a factores climáticos.

La zona afectada comprende todos los barrios del sur de la ciudad, desde la ruta nacional Nº 22 hacia el río y algunos sectores del centro, aunque las zonas que son doblemente abastecidas también por el Canal Mari Menuco se normalizarán más rápido.

NDV