Viral | 07/11/2019

Susto Video: Una víbora se desprendió del techo de un bar y serpenteó por las mesas

Fue en la ciudad de San Juan y una joven que pasaba por ahí lo filmó.

-

Una joven volvió viral un video que tomó cuando pasaba por una vereda del centro de la ciudad de San Juan y vio a un víbora de grandes dimensiones bajar del techo y circular por una de las mesas de un bar.

Si bien en un comienzo se dijo que la chica había estado tomando algo en el bar y la víbora le cayó del techo, ella misma se encargó de aclarar a través de Facebook que en realidad pasaba por el lugar y la vio. Circunstancialmente ninguna persona estaba ocupando las mesas de la vereda de ese café.

La serpiente se descolgó del techo del local situado en Rivadavia y Jujuy y, como se puede ver en el video, se deslizó por una mesa desocupada, bajó a la vereda y desapareció en una alcantarilla.

Marina Sancassani posteó en su cuenta de Facebook: "Cuando salís del gim y en la calle te encontras esto! Se descolgó del techo del café y a la mesa!!! Menos mal que siempre miro la luna !!! ?Un día de aquellos. Edición pos publicación ya que seguirá saliendo la noticia y con otros datos: yo no estaba en ningún bar ni café, ni con nadie, salía de entrenar del gimnasio y me disponía a correr hacia mi casa, estaba poniendo mi música en el celular y vi a la bichita bajar por los techos deslizándose hasta el piso y seguir por la mesa de un café donde la seguí y la filme. Y no, no la maté, ni lo hubiera permitido. Ni trate de pillarla sería una locura si uno no conoce la especie y todo pasó muy rápido".

Por su parte, el Diario de Cuyo consultó al veterinario "Pirata" Olivares Robledal sobre la especie: “Se trata de una víbora comúnmente conocida como ratonera. Aunque sea poco habitual, no es tan extraño encontrarlas en zonas así y claro que puede haber más. Es que, como tienen espacios acordes para vivir y alimento, es posible que se muevan del campo a la ciudad, porque se transforma en un medio que les es propicio”, agregó.

Además, el especialista pidió que se evite dañarlas y, de ser posible,  llevarlas hacia zonas alejadas. “Nunca es recomendable matarlas. Si están por ejemplo en las acequias, donde viven perfectamente, son hasta beneficiosas para los humanos porque se comen a las alimañas”, afirmó. ML